Tanorexia: ¿Cómo saber si eres adicto al sol?

tanorexia-adicción-sol

Tumbarse en la arena, cerrar los ojos y disfrutar del astro más poderoso de la tierra: el sol. Éste no sólo nos aporta paz y tranquilidad durante la época estival sino que además, consigue darnos ese bronceado en la piel que llevamos tanto tiempo buscando. Pero, ¿se puede convertir el hobbie de “tomar el sol” en una adicción?

La respuesta es sí, y además esta adicción tiene nombre: la tanorexia; un problema que sufren cada año cientos de personas que se obsesionan de manera irracional por estar siempre bronceados (y cuanto más, mejor). Esto provoca una exposición compulsiva y enfermiza a tomar el sol o los rayos UV olvidando por completo las consecuencias dañinas que puede tener este “hobbie” para la salud.

EFECTOS DE LA TANOREXIA

Los rayos de sol son beneficiosos para nuestra piel ya que refuerzan el sistema inmunitario y pueden llegar a combatir incluso problemas de depresión. Sin embargo, si no se toma el sol de la manera adecuada, los efectos pueden ser contraproducentes.

Si exponemos nuestro cuerpo al sol en exceso durante las horas inadecuadas (mediodía) y además no hacemos uso de la protección solar idónea para nuestra piel, podemos sufrir problemas como cáncer de piel, quemaduras o el envejecimiento precoz. Por ello, para no crear riesgos innecesarios es importante aplicar una protección adecuada al fototipo de la piel e hidratarnos antes y después de la exposición al sol.

SÍNTOMAS DE LA ADICCIÓN AL SOL  sun_with_face

Las personas que sufren esta problemática no hacen uso de crema solar por miedo a que ésta impida su bronceado. Piensan que, al no aplicarla, acelerarán el proceso y conseguirán ese moreno que llevan tanto tiempo buscando.

Los adictos al bronceado convierten la práctica de tomar al sol en una obsesión y pueden llegar a sentir ansiedad y falta de autoestima al no conseguir el tono de piel que desean. En cualquiera de estos casos, es necesario acudir a un especialista y combinar terapias psicológicas con tratamiento dermatológico.

TIPS PARA TOMAR EL SOL DE LA MANERA ADECUADA  ok_hand

  • Usar la crema idónea para cada tipo de piel
  • Elegir el horario adecuado clock2 hay que intentar evitar tomar el sol durante las horas del mediodía (de 12 a 16 horas). Además, los expertos aseguran que lo más saludable es tomar el sol a primeras horas del día ya que es el momento en el que más energía nos aporta.
  • Tomar el sol de manera progresiva: si vamos tomando el sol poco a poco nuestra piel se va acostumbrando consiguiendo tener sus propias defensas.
  • Estar en movimiento swimmer es mucho más saludable tomar el sol mientras estamos en movimiento o incluso bañándonos porque el agua calma los efectos del sol. Por ello, no es recomendable estar inmóvil tomando el sol durante más de 15 minutos seguidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>