Si no estamos casados, ¿me beneficia el seguro de vida de mi pareja?

beneficios seguro de vida pareja

La sociedad de hoy ha cambiado mucho en lo que respecta al modo de vida en pareja. El modelo de familia tradicional de hace unos años convive con otros en los que, en ocasiones, no existe el vínculo del matrimonio entre la pareja. Por eso, cuando alguno de los dos fallece puede suceder que la pareja no tenga derecho a cobrar ninguna indemnización si no se han tomado ciertas medidas antes.

Lo primero que debemos saber es que, si no están casados, la pareja del fallecido no podrá cobrar la póliza. En esta circunstancia, si el asegurado no ha designado expresamente con nombre y apellidos que su pareja sea beneficiaria de la póliza, no lo será.

Los beneficiarios pueden ser designados por el asegurado de forma expresa (cuando el asegurado los designa con nombres y apellidos) o genérica (cuando el asegurado no hace la designación  a personas concretas sino que sólo indica su parentesco, por ejemplo: hijos, cónyuge, herederos, sobrinos, etc.).

Por defecto, los beneficiarios de un seguro de vida son los cónyuges, hijos y padres del fallecido o los herederos legales, siempre por este orden. Así, si en el momento del fallecimiento el asegurado no ha hecho constar expresamente a su nueva pareja, la indemnización podría, incluso, beneficiar  a su ex pareja si no están legalmente divorciados.

En cualquier momento se puede cambiar o modificar la designación de beneficiario o beneficiarios de un seguro de vida mientras la póliza esté en vigor. Para hacerlo hay dos formas: se puede hacer mediante comunicación escrita a la aseguradora o mediador de seguros o indicándolo expresamente en el testamento.

Infórmate sobre nuestro Seguro de Vida

Hay que tener en cuenta que, si como beneficiario se designa de manera genérica al cónyuge, será considerado como tal el que tenga esa condición en el momento del fallecimiento del asegurado y no quien ostentaba ese parentesco en el momento de contratar el seguro de vida.

También es importante saber -como ya hemos apuntado más arriba- que si los cónyuges no están legalmente divorciados y siguen casados, si es posible reclamar la indemnización del seguro.

Con respecto a las parejas de hecho, si están legalmente constituidas, el vínculo tiene la misma validez que el del matrimonio y por tanto le correspondería indemnización.

Sabemos que tratar sobre estas cuestiones en vida puede resultar frío o incluso duro, sin embargo, es el único momento para dejarlo todo bien atado y evitar cargas innecesarias a la persona que ha estado a nuestro lado hasta el final de nuestra vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>