Cómo conseguir que los niños se adapten a la rutina tras el verano

rutina_niños

El mes de septiembre es un mes de cambios: los niños regresan a un estilo de vida más estructurado, se enfrentan a nuevos retos (actividades, compañeros de clase, profesores) y es normal que se sientan nerviosos o preocupados.

Igual que nos ocurre a los adultos a los niños también les resulta difícil volver a la rutina tras las vacaciones de verano. No es extraño que manifiesten cansancio, apatía, ansiedad y falta de atención durante las primeras semanas de vuelta al colegio.  Así pues, es importante saber motivarlos y prepararlos para que empiecen esta nueva etapa con energía y alegría.

Desde Segurgent te damos unos consejos para que tus pequeños se adapten a la rutina de una forma fácil y rápida:

1.       Prepárales para los madrugones una semana antes

Durante el verano, los horarios de sueño cambian y se trasnocha más. Cuando empiezan el curso deben madrugar y enfrentar el día con energía. Así pues, una semana antes de que empiece el colegio te recomendamos que se acuesten temprano y se acostumbren a madrugar, así de adaptaran poco a poco a los nuevos horarios del periodo escolar y se sentirán más descansados.

 2.       Actitud positiva

En casa debes mantener una actitud positiva hacia la vuelta a la rutina. Tus hijos no han de notar que estás triste o tienes depresión post-vacacional, ya que los niños aprenden por imitación. Lo mejor es que te vean con ganas de aceptar los nuevos retos, confiado y alegre, así seguramente ellos también lo estarán.

3.       Marcar horarios en casa y cumplirlos

Es importante que en casa se siga un estilo de vida estructurado y se marquen unos horarios: de alimentación, sueño, aseo personal, estudio, tareas domésticas y diversión.  Seguir una rutina les ayudará a construir un equilibrio emocional y se sentirán más seguros.

4.       Un buen desayuno

El desayuno debe ser la comida más importante del día. Si no desayunan bien no tendrán energía para afrontar un día de colegio y actividades. Te recomendamos que les prepares un desayuno equilibrado compuesto por leche, fruta e hidratos de carbono.

5.       Apuntarles a actividades físicas por la tarde

Es interesante que los niños realicen actividad física después del colegio. El deporte les aportará múltiples beneficios: les ayudará a relacionarse socialmente, aumentará su seguridad, les liberará del estrés, les enseñará a seguir reglas, estimulará su salud y adquirirán ciertas responsabilidades.

6.       Mantener una dieta equilibrada

Una alimentación equilibrada contribuye a un correcto crecimiento y desarrollo en los niños. Es vital que los niños adquieran unos buenos hábitos alimentarios en casa, así que debes de dar un buen ejemplo. Importante que se acostumbren a realizar 5 comidas al día y sigan una dieta mediterránea que les proporcionará energía, salud y vitalidad.

7.       Ambiente relajado y de confianza

Transmite a tus hijos tranquilidad y optimismo. Dales ánimos cada mañana, diles que aprenderán muchas cosas y que vivirán grandes experiencias. Esto les resultará reconfortante y beneficioso a la hora de empezar esta nueva etapa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>