Quiero alquilar mi piso: ¿Qué pasos debo seguir?

Quiero alquilar mi vivienda

Tener una vivienda propia (ya pagada) en los tiempos que corren… ¡Es un lujo! Y es que, además de que es un seguro de por vida, también te ofrece la oportunidad de poder alquilarla ofreciéndote de este modo claros beneficios a corto y largo plazo.

“Quiero alquilar mi piso”. ¿Cuántas veces se te ha pasado esta frase por la cabeza? Es una idea que muchos propietarios han tenido alguna vez pero que han dejado en segundo plano por miedo. Miedo a realizar todos los trámites, a encontrar buenos inquilinos, o a sufrir el temido impago del alquiler.

Hoy, desde Segurgent, queremos resolverte todas las dudas y por ello, te vamos a presentar de forma ordenada los 4 pasos que debes seguir si quieres alquilar tu vivienda.

1. Fija un precio razonable

Lo primero que debes tener claro es la cantidad por la que te gustaría alquilar tu piso. Para ello, haz una valoración de tu inmueble, contabilizando todos sus recursos, mobiliario y todas las características o ventajas que crees que deben estar reflejadas en el precio del alquiler.

Debes tener en cuenta que es importante fijar un precio razonable, ya que si marcas una cantidad demasiado alta puede que ahuyentes a los futuros arrendatarios. Para ello, es positivo visitar diferentes páginas de alquiler de casas para rastrear de este modo el precio que tienen otros pisos por tu zona con características semejantes.

Por último, también es recomendable revisar los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), ya que cada año, publica la variación de los precios de alquileres en España y de esta forma es posible saber si los precios tienden a subir o bajar.

2. Anuncia tu vivienda

El siguiente paso es publicitar tu alquiler. Para ello, puedes optar por el tradicional método de “colgar” un cartel en tu ventana o balcón o hacer uso de las diferentes plataformas online que existen. Debes tener en cuenta que, en la actualidad, Internet es la fuente de información que más personas utilizan, y por tanto, al hacer uso de estos portales web, conseguirás atraer a muchos interesados.

3. Haz una buena selección de los inquilinos

Cuidar la selección de los futuros inquilinos es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta, ya que depositarás tu confianza en una persona que, además de respetar tu inmueble, deberá efectuar el pago mensualmente y cumplir el contrato.

Para conocer la solvencia económica del arrendatario, solicita su nómina y su contrato de trabajo para asegurarte así de que tiene estabilidad laboral y que será capaz de asumir el pago mensual de todas las cuotas.

4. Contrata un seguro de impago de alquiler

Si lo que quieres es seguridad y tranquilidad a la hora de alquilar tu vivienda es importante que contrates un seguro de impago de alquiler. Éste cubrirá los impagos o desperfectos ocasionados por los inquilinos y te dará ese respaldo que necesitas para alquilar tu piso sin miedo.

En Segurgent contamos con un completo seguro gracias al cual además de ingresar las cuotas del alquiler en caso de que el inquilino no haga el pago, también cubriremos cualquier tipo de daño que se produzca en tu propiedad y nos ocuparemos del proceso de desahucio (en caso de que sea necesario) para que puedas volver a alquilar tu piso a otra persona.

Con nuestro tarificador online de impago de alquiler, podrás conocer ahora mismo cuál es la cuota anual que deberías pagar por contratar este útil servicio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>