Protección de trabajadores que realizan su trabajo en exteriores

proteccion-trabajadores-trabajo-exterior

La protección de los trabajadores es un básico que todo empleador debe tener en cuenta, por lo que es necesario formarles en prevención de riesgos laborales. Los trabajadores deben de actuar siempre con precaución y prevención, sobre todo cuando se trata de trabajos que tienen mayores riesgos por su propia naturaleza, como son los trabajos en exteriores. Si ese es tu caso, presta atención porque desde Segurgent te damos unas recomendaciones sobre qué debes hacer en cada momento.

Cuando se trabaja en exteriores el principal hándicap es la climatología. Con la llegada del verano, las temperaturas aumentan y las condiciones a las que se enfrentan las personas que trabajan al aire libre se hacen extremas en algunos momentos. Esto puede causar enfermedades graves, o en algunos casos, incluso la muerte, si no se toman las medidas de prevención oportunas.

Trabajar con calor:

Trabajar con calor por un periodo largo de tiempo puede causar varios problemas como agotamiento, calambres o sarpullidos, aunque el más común y más grave es el golpe de calor.

Golpes de calor: se produce cuando el cuerpo no regula bien la temperatura. En estos casos hay que actuar con rapidez ya que puede provocar hasta la muerte de la persona.

Los síntomas de los golpes de calor son:

  • Alta temperatura corporal.
  • Confusión y desorientación.
  • Piel seca, caliente y enrojecida.
  • Pérdida de conocimiento, convulsiones o coma.
  • No se suda o se suda poco.
  • Fatiga, mareos, vértigo o vómitos. Malestar general.
  • Pulso acelerado.
  • Irritabilidad y cambio de comportamiento.

En caso de golpe de calor se debe:

  • Llamar al 911 y pedir ayuda.
  • Llevar al trabajador a un sitio más fresco y con sombra.
  • Quitarle la ropa o cambiársela por otra más fría.
  • Mojarle con agua fría, empapando su ropa.
  • Hacer que corra el aire (abanicándole, con un ventilador, etc.).

Las recomendaciones básicas generales cuando se trabaja con calor son:

  • Usar ropa ligera, seca y de color claro, preferiblemente de algodón.
  • Beber abundante agua y líquidos con electrolitos.
  • Evitar las bebidas alcohólicas, el café, las bebidas calientes o muy azucaradas.
  • Hacer comidas ligeras.
  • Evitar realizar las tareas más pesadas y largas en las horas más calurosas.
  • Protegerse del sol con sombreros.
  • Utilizar calzados fresco, seco, cómodo y que transpire.
  • Rotar con los compañeros para evitar largas exposiciones continuadas.

En definitiva, los trabajadores que desempeñan sus labores en exteriores están más expuestos a los cambios climatológicos. Por tanto, es muy importante tener unas buenas medidas de protección y evitar as situaciones de mayor riesgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>