Los mejores juegos para ejercitar la memoria

 

Juegos para ejercitar la memoria

Nos preocupamos por cómo vestir, por hacer dietas imposibles y por conseguir un cuerpo envidiable. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones, dejamos de lado algo sumamente importante: el cultivo de la mente. Existen muchos juegos para ejercitar la memoria que no solo nos convertirán en personas más activas y astutas sino que tendrán una repercusión muy positiva en nuestro futuro.

Muchos estudios han demostrado que trabajar la mente con juegos para ejercitar la memoria ayuda a prevenir enfermedades como el Alzheimer, la demencia senil o las pérdidas cognitivas que todos podemos sufrir a partir de los 50 años. Esto los convierte, sin duda alguna, en un seguro para tu salud y bienestar.

Ejercitar la mente es algo muy fácil y productivo y hoy os vamos a enseñar cómo hacerlo. Os presentamos juegos para ejercitar la memoria que seguro que tendrán un efecto muy positivo en vuestra vida.

Juegos para ejercitar la memoria

1. Haz pasatiempos

Los pasatiempos son quizás el método más conocido. Juegos como el Sudoku,  el Crucigrama o la Sopa de Letras son puzles creados para la memoria que no sólo destacan por su carácter lúdico sino que además tienen un efecto muy positivo en nuestro desarrollo cognitivo. Cuando nos lanzamos a resolver uno de estos enigmas activamos automáticamente el razonamiento, la atención, la lógica y ejercitamos la memoria visual.

2. Usa la mano no dominante

Si eres diestro, intenta hacer todo lo posible con la mano izquierda. Abre puertas, intenta escribir algo e incluso lávate los dientes con esa mano no dominante. De esta divertida forma pondrás en acción los dos hemisferios de tu cerebro consiguiendo de este modo perfeccionar tu pensamiento intuitivo, la imaginación, la creatividad y cómo no, la memoria.

3.  Reestructura tu casa

Nuestra rutina diaria está dominada por una serie de acciones específicas que realizamos sin apenas darnos cuenta. Un juego para ejercitar la memoria que resulta muy útil es cambiar la estructuración de tu casa. Búscale otro sitio a la papelera de la cocina, mueve hacia otro lado la mesita del comedor donde dejas los mandos de la tele, atrévete incluso a cambiar de sitio el cepillo de dientes. Al principio será un poco caótico pero es algo que te servirá para trabajar tu mente.

4.  ¿Qué has hecho hoy?

Antes de dormir intenta hacer un repaso mental a todo lo que has hecho durante el día. ¿Qué has desayunado? ¿Qué has merendado? Recuerda a quien has visto, con quién has hablado durante el día. Eso sí, intenta ordenar tus pensamientos. Recuerda primero todo aquello más negativo e intenta dejar para el final los recuerdos y pensamientos más bonitos para tener así un sueño placentero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>