La reconstrucción mamaria, una intervención cubierta por tu seguro médico

reconstrucción mamaria

Entrar en un quirófano por motivos estéticos, independientemente de cuál sea el objeto de la intervención, nunca debe considerarse algo menor.

Por este motivo, disponer de un seguro médico de salud incrementa nuestro nivel de tranquilidad en situaciones con cierto nivel de riesgo e incertidumbre como las que puedan derivarse de cirugías estéticas.

En España, el 75% de los pacientes que acuden a las clínicas de medicina estética  son mujeres. No obstante, esta tendencia está cambiando, ya que los hombres comienzan a demandar, cada vez más,  tratamientos estéticos y de anti envejecimiento. Si atendemos a las preferencias según la franja de edad, los jóvenes demandan tratamientos preventivos -botox, peelings, revitalización con vitaminas o plasma rico en plaquetas- mientras que las personas de mayor edad acuden esencialmente con problemas de envejecimiento prematuro o falta de volumen y firmeza en el óvalo facial.

Sin embargo, hay ocasiones en las que el tratamiento de enfermedades tiene consecuencias estéticas que precisan, a su vez, de nuevos tratamientos o intervenciones.  Este es el caso de las pacientes afectadas por cáncer mamario y que precisaran de la reconstrucción de la mama, una intervención que queda cubierta dentro del seguro médico.

No obstante, aunque en un  principio un seguro médico daría cobertura de cirugía estética siempre y cuando fuese por patologías cubiertas en los seguros, desde Segurgent nos comprometemos con nuestros asegurados y buscamos soluciones para ofrecerles ventajas tanto de seguridad como económicas para  tratamientos de este tipo como para cualquier otro tratamiento de estética que precise el asegurado.

Por último, todos los pacientes que vayan a someterse a este tipo de intervenciones deben saber que la legislación española obliga a todas las personas que ejerzan la profesión médica de forma privada a tener contratado un seguro de responsabilidad civil para afrontar las reclamaciones por daños causados a sus pacientes, con motivo de un error o una negligencia profesional. De esta manera, se evita que, en el caso de ocurrir cualquier percance, la indemnización al afectado dependa de la situación económica de quien le causó el daño.

Ahora que ya tienes toda la información necesaria para valorar los posibles riesgos derivados de una intervención estética tan sólo nos queda recomendarte que te pongas en las mejores manos de los profesionales de la salud y de los expertos en seguros médicos para afrontar este tratamiento con las máximas garantías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>