Haz de tu segunda vivienda un hogar seguro

Seguro segunda vivienda

¿Tienes una segunda residencia? Si la respuesta es sí, esto te interesa…

A las segundas viviendas acudimos de forma esporádica, normalmente en periodos vacacionales, para disfrutar, desconectar y relajarnos de la rutina diaria y de las preocupaciones. Aunque pasan largos periodos desocupadas es importante que cuenten con un buen seguro de hogar que nos permita estar tranquilos en todo momento y mantenerla protegida cada día del año. 

Hay una serie de factores que te ayudarán a proteger tu segunda vivienda. Desde Segurgent te explicamos qué tener en cuenta y cuáles son las coberturas básicas para cuidar tu segunda vivienda, pues los aspectos a valorar serán diferentes a los de la primera residencia.

Te aconsejamos que analices las características propias del inmueble (tipo de vivienda, ubicación, riesgo de robos de la zona, condiciones climatológicas, etc.) y que tengas en cuenta las medidas de seguridad que tiene instaladas la vivienda. Debes saber que a mayor seguridad, más económica será la prima que te ofrecerá la aseguradora.

Además, tendrás que conocer las medidas básicas para tu segunda vivienda, pudiendo añadir siempre otras garantías más específicas.

  1. El continente incluye la estructura del hogar, es decir, techos, suelos, paredes, ventanas, instalaciones… todo aquello que forma parte de la construcción.
  2. Asegurar el contenido de la vivienda supone proteger los objetos que tenemos en el interior de la vivienda, es decir, mobiliario, electrodomésticos, ropa, libros, joyas, etc.  Para ello es importante hacer un inventario con el valor real de los objetos y aportar información que demuestre nuestra propiedad.
  3. Daños materiales por incendios, agua, averías, roturas de cristales, lunas, espejos y vidrieras, fregaderos y aparatos sanitarios fijos. Estar protegido ante tales sucesos es primordial dentro de un seguro de hogar.
  4. La cobertura de Responsabilidad Civil cubre los daños que se podrían provocar a terceras personas. Por ejemplo, en caso de que un objeto de nuestra vivienda cayera sobre una persona y no tener contratada esta cobertura deberíamos pagar nosotros los costes de indemnización.
  5. Es imprescindible tener contratadas las coberturas por robo dentro de la póliza del seguro de hogar, de modo que la sustracción de cualquiera de los bienes contemplados en el seguro se indemnizarán gracias a esta cobertura.

Cuando la segunda vivienda está ocupada por un inquilino, es recomendable que los dueños tengan un seguro, al menos, que cubra el continente y la responsabilidad civil ante terceros. Si tienes cualquier, no dudes en consultar a nuestros especialistas en la gestión de seguros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>