Seguro de vida y de decesos: ¿qué los diferencia?

diferencia seguro vida y decesos

Cada vez un mayor número de personas quieren asegurar su tranquilidad y la de su familia y por ello deciden contratar seguros que les protejan, como son el seguro de salud, el seguro de coche o el seguro de viajes (en caso de querer hacer una escapada especial). Peo, ¿cómo asegurar el futuro de los tus seres queridos? Es en este momento cuando te surgen las duda: ¿qué diferencias hay entre el seguro de vida y el seguro de decesos? ¿Cuál de ellos es el más recomendable?

La respuesta a la segunda pregunta es simple: hay tantas posibilidades como clientes. Dependerá de las necesidades de cada uno de ellos la elección de uno u otro (e incluso ambos). Para responder a la primera pregunta vamos a analizar detalladamente en qué se parece y en que se diferencian cada uno de ellos.

Empecemos por aquello más fácil: las similitudes. La principal característica que comparten es que ambos se activan tras el fallecimiento del asegurado, ya que hay una prestación económica por ello (de ahí la confusión). Pero este hecho que les hace tan parecidas, es lo que, a su vez, les hace tan diferentes. ¿Por qué? Porque las coberturas específicas de cada una de ellas son distintas.

Mientras que la finalidad principal del seguro de vida pasa por proteger la estabilidad económica familiar tras el fallecimiento del asegurado proporcionando una compensación económica a los beneficiarios de la póliza, el seguro de decesos (también conocido como seguro de defunción) se contrata para cubrir los gastos del entierro, así como también todos los gastos derivados de los trámites.

Por lo que respecta a las coberturas adicionales que ofrece cada uno de ellos, las diferencias son notables:

  • el seguro de vida opcionalmente puede cubrir también la invalidez del contratante, que cobraría el seguro en vida en caso de accidente. Además, este seguro también ofrece la posibilidad de solicitar un anticipo para cubrir los costes del sepelio (lo que estaría relacionado con el seguro de decesos), aunque no se contemplarían los gastos relacionados con la gestión y los trámites.
  • Los gastos de repatriación del cadáver, asistencia en viaje de los acompañantes, asistencia psicológica y conservación de ADN, etc. son algunas de las coberturas opcionales que ofrece el seguro de decesos.

Finalmente, una de las cuestiones que más preocupa a los usuarios es cómo calcular el seguro de vida y/o de decesos. En este sentido, también presentan diferencias. Por una parte, en el seguro de vida es el asegurado el que decide qué cantidad debe incluir la póliza (y esta se corresponderá con el importe que recibirán sus familiares tras el fallecimiento). Desde la aseguradora se fijarán los plazos y la prima a pagar mensualmente según el importe elegido por el contratante. Por otra parte, en el seguro de decesos es la compañía aseguradora la que calcula el importe aproximado a pagar mensualmente para que los gastos queden cubiertos en el futuro. No obstante, el asegurado puede fijar la cantidad total a pagar comprometiéndose a que, si finalmente los gastos son superiores, los familiares se harán cargo de éstos (o si son inferiores, los beneficiarios recibirán la diferencia).

Si estás pensando en contratar cualquiera de estos seguro, analiza bien tus necesidades y si es necesario, contacta con una correduría de seguros que te asesore en todo momento, ayudándote a elegir la opción que más te convenga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>