12 consejos para mantener el buen estado y seguridad de tu coche

consejos seguridad coche

Si no te cuidas, si no realizas unos hábitos de vida saludables, las consecuencias son desfavorables: enfermas, envejeces más rápido y padeces problemas de salud constantemente. ¿Y sabes qué? Lo mismo le pasa a tu coche.

Es fundamental que tu vehículo esté en buen estado, para tu seguridad y para los conductores que se crucen contigo en la carretera. Además una buena protección y seguridad de tu coche harán que estés más tranquilo ante cualquier imprevisto.

Aquí te damos unos consejos para mantener el buen estado y la seguridad de tu coche:

1. Vigila el estado de las ruedas y su presión.

Las consecuencias de unas ruedas en mal estado o una presión de neumáticos insuficiente pueden conllevar a ser muy peligrosas. Es importante que una vez al mes revises su nivel de presión y la profundidad de los mismos. Controlar la presión es fundamental para el buen funcionamiento del motor, ahorrar gasolina o gasóleo y llevar una conducción mucho más segura.

2. Revisar el estado de las escobillas limpiaparabrisas.

Comprueba el estado de las escobillas y asegúrate de que no estén secas o rotas. Éstas deben barrer con eficacia en caso de lluvias o incidentes inesperados como pueden ser: insectos, excrementos de animales, salpicaduras de barro de otros coches. Recuerda comprobar el nivel del líquido limpiaparabrisas y mantén siempre el depósito con este producto.

3. Guardar el coche en un lugar seguro.

Lo ideal es tenerlo en un garaje o parking. En caso de que te resulte imposible, aparcarlo en zonas seguras que reduzcan el riesgo de robo o daños.

4. Tener un buen seguro de coche.

Contrata un buen seguro de automóvil que cubra tus necesidades. En Segurgent estudiamos cada caso y te ofrecemos un seguro diseñado a tu medida.

5. Comprobar el estado de las luces y su posición.

Revisa periódicamente los focos y asegúrate de que funcionen y tengan un adecuado reglaje (que no estén ni altos ni bajos, ya que pueden dificultar la visión a la hora de conducir). Lleva siempre algún foco de repuesto en tu coche.

6. Revisar el aceite

El aceite es uno de los elementos fundamentales de tu coche, ya que se encarga de que las piezas funcionen con normalidad. Cambia el aceite cada 5.000km y reemplaza el filtro a cada cambio.

7. Amortiguadores

Para conservarlos en buen estado debes conducir correctamente dependiendo del tipo de calzada. Si conduces por una carretera con baches o de difícil acceso rebaja la velocidad para que los amortiguadores no padezcan. Controla su estado periódicamente.

8. Batería

Cada tres meses deberás revisar sus niveles. Evita tener el motor parado y arrancar pisando el embrague.

9. Motor

Deberás cuidarlo con buenos hábitos de conducción sobre todo a la hora de arrancar y de parar el coche.  Evita dar acelerones bruscos, cambia las marchas adecuadamente, así el motor alcanzará una temperatura óptima y correcta.

10. Filtro de aire

Revísalos cada 2 o 3 meses. Si ves que están demasiado sucios, cámbialos.

11. Líquidos

El líquido de frenos debes controlarlo cada 60 días.  El anticongelante debes revisarlo periódicamente, pero si vives en un clima frío hazlo semanalmente. Así evitarás que el motor se sobrecaliente y se dañe la culata.

12. Revisiones del taller

Respeta los periodos de kilometraje indicados por el fabricante y realiza las revisiones pertinentes. Si el coche tiene alguna avería o notas algo extraño, acude al taller para que puedan solucionarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>