6 consejos para mejorar la circulación sanguínea

circulacion sanguinea

¿Tienes siempre las manos y los pies fríos? ¿Sientes hormigueo, pinchazos, calambres o entumecimiento en diferentes miembros o extremidades de tu cuerpo? Si es así es posible que no tengas una buena circulación sanguínea, lo que significa que no le está llegando suficiente sangre, y por tanto tampoco oxígeno, a todas las células y tejidos de tu cuerpo.

¿No sabes qué puedes hacer en esta situación? No te preocupes, hoy en Segurgent te damos una serie de consejos que permitirán mejorar tu circulación sanguínea:

  1. Uno de los remedios más importantes para mejorar la mala circulación es realizar ejercicio físico de forma continua. Esto bombea el corazón y aumenta la circulación del flujo sanguíneo. Es aconsejable que practiques todos los días alguna actividad durante 30 minutos como mínimo. Puedes escoger entre ejercicios de baja intensidad como pasear o caminar rápido, hasta deportes de equipo o ejercicios aeróbicos.
  2. Si trabajas en una oficina o en puestos que propician el sedentarismo, levántate y camina un poco cada hora aproximadamente. Esto favorecerá que tu sangre fluya y mejorará tu salud.
  3. Cuida lo que comes. Intenta consumir alimentos con un bajo índice glucémico, como las frutas, los lácteos bajos en grasa, las verduras, las hortalizas o las carnes magras, ya que te aportarán los nutrientes que necesitas y evitarán que sufras problemas de corazón. También debes reducir el consumo de alimentos con alto contenido en grasas saturadas o transaturadas; y evitar el alcohol, la bollería industrial o las comidas fritas o con mucho aceite. Piensa que cuanto más natural comas mejor será para tu salud.
  4. Bebe aproximadamente 2 litros de agua al día. Mantenerse bien hidratado es un aspecto fundamental ya que mejora considerablemente la función circulatoria.
  5. ¿Fumas? Si la respuesta es sí, déjalo ya. Está demostrado que la nicotina tiene un efecto vasoconstrictor (estrecha las arterias), además de favorecer al depósito de colesterol, impidiendo así una buena circulación sanguínea.
  6. Puedes ayudarte de suplementos nutricionales como la vitamina C, las vitaminas del grupo B, vitamina E, calcio, magnesio, omega 3, etc. Estos complementos beneficiarán la mejoría de la circulación de tu sangre, reduciendo además el riesgo de enfermedades cardíacas.

Y si quieres estar sano como un roble, aprovéchate de nuestro seguro de salud y de todas las ventajas que puede ofrecerte: amplio cuadro médico, cobertura nacional y las mejores coberturas a un precio sin igual.

Contacta con nosotros y te asesoraremos en todo lo que necesites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>