¿Cómo beneficia a tu empresa el Seguro de Responsabilidad Civil?

Seguro Responsabilidad Civil

¿Sabías que es obligatorio tener un Seguro de Responsabilidad Civil para tu empresa?

Si un cliente sufre un accidente en tus instalaciones, un trabajador tiene algún tipo de lesión mientras está desempeñando su tarea o tu producto final daña o perjudica al usuario que lo adquiere, necesitas un seguro que se responsabilice de las reclamaciones e indemnizaciones. Además de ser obligatorio, te puede salvar de la quiebra económica de tu empresa.

Es necesario estar cubierto ante este tipo de imprevistos, así que es recomendable sumar un par de elementos más a tu póliza básica. Así te sentirás mucho más seguro y protegido ante cualquier tipo de improvisto, desde la rotura de una luna o un rótulo, hasta posibles negligencias que puedan realizar tus trabajadores o directores.

El Seguro básico se encarga de proteger tu negocio ante estas posibles reclamaciones y denuncias derivadas de la realización o el transcurso normal de la actividad profesional. El seguro de Responsabilidad Civil de Explotación es de contratación obligatoria. Como empresa se ha de responder por los daños a terceros que sean a consecuencia directa de su actividad empresarial.

Además, dependiendo de tu tipo de empresa, se puede adaptar la póliza a tus necesidades y presupuestos con un seguro multirriesgo. Los otros seguros que recomendamos estudiar y contratar dependiendo de tus necesidades son:

  • Responsabilidad Civil Patronal, en la que se incluyen los perjuicios que puedan derivar de daños causados por la acción u omisión de la patronal con los trabajadores de la empresa. Es decir, los daños y perjuicios que puede sufrir un trabajador: caídas, accidentes, etc. durante su jornada laboral. Estas reclamaciones las pueden presentar los mismos trabajadores afectados así como sus familiares derechohabientes en caso de fallecimiento del trabajador. 
  • Responsabilidad Civil de Productos, relacionada con el daño que pueda causar el producto realizado, manufacturado, repasado o suministrado por la empresa una vez obtenido y entregado a su destinatario. Si tu producto daña al usuario final, o le impide realizar la labor para la que lo ha adquirido, sus reclamaciones se dirigirán a ti.

Como hemos visto, los Seguros de Responsabilidad Civil, no son sólo un gasto más que nos obligan a tener, son todo un colchón de seguridad. Con ellos, tú, tus trabajadores y tus clientes podéis respirar con más tranquilidad ante cualquier tipo de reclamación o problema que pueda surgir. Y, además, te aseguras de tener una buena defensa y de no caer en la bancarrota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>