Así asegura la póliza contra incendios tu casa y negocio

 

La póliza contra incendios protege hogares y negociosUn nuevo episodio de incendios ha asolado el norte de España y Portugal. Se trata de incendios provocados que, no sólo arrasan montes y parajes naturales, sino que se llevan por delante todo lo que encuentran: viviendas, empresas además de zonas agrícolas y ganaderas. Son los llamados superincendios, un fenómeno que, según apuntan los expertos, se dará cada vez más y ante el cual debemos protegernos con nuestra póliza contra incendios.

Tal y como recoge en un informe la organización internacional WWF España, en el verano de 2016 vecinos de Carcaixent (Valencia), Benitatxell y Jávea (Alicante) vieron como el fuego se comía, literalmente, sus casas y negocios. Este año, los incendios han asolado Galicia, Asturias y León.  Sin olvidar que a finales de junio en el entorno natural de Doñana vivimos un desastre natural sobre un espacio protegido en el que ardieron más de 8.000 hectáreas, unas 2.000 personas fueron evacuadas y 50.000 quedaron aisladas.

En 2015 se produjeron un 40% más de evacuaciones en relación al total de incendios que en 2005 y actualmente hay más de 1,1 millones de hectáreas de zonas urbano-forestal, aquellas zonas de monte con una alta densidad de viviendas y negocios.

Los incendios, provocados o no, son un fenómeno extraordinario contra el cual es difícil luchar pero al que podremos hacer frente, si nos vemos afectados por ellos, gracias a las garantías de nuestra póliza contra incendios.

La cobertura de la póliza contra incendios te asegura la reconstrucción de tu vivienda o negocio por el 100% de su valor, independientemente de dónde esté ubicada, así como del 100%  del valor del contenido asegurado, que bien pueden ser los muebles y objetos de la casa como la maquinaria o el utillaje de tu negocio. Recuerda también que en aquellas ocasiones en las que un incendio fortuito provocado en tu vivienda o negocio afecte a los vecinos, gracias al seguro de responsabilidad civil, también están cubiertos los daños a terceros.

No debemos olvidar que, además de estos desastres naturales, con la llegada del frio se extiende el uso de braseros, estufas y demás aparatos para caldear hogares y empresas que pueden ser foco de fuegos fortuitos.

Por todos estos motivos te animamos a revisar con un profesional las coberturas de tu póliza contra incendios para reforzar la seguridad de tu hogar o negocio frente a estos desastres que pueden sorprendernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>