7 Consejos de oro para dirigir con éxito tu empresa familiar

empresa-familiar

El 88,8% de las empresas españolas son empresas familiares, según muestran los datos del estudio ‘La Empresa Familiar en España (2015)’. ¿Qué supone esto? La respuesta es clara: que nuestro país se sustenta en gran medida por este tipo de negocios.

Si es tu caso y quieres aprender a dirigir con éxito tu empresa familiar, toma nota de estos consejos:

  1. A veces es inevitable dejarse llevar por las emociones. Al fin y al cabo, os tenéis confianza… pero en los negocios es mejor separar lo personal de lo profesional, si no quieres salir escaldado en más de una ocasión y que las pequeñas cosas se transformen en problemas más grandes que se trasladen a la esfera familiar.
  2. Asume tu rol. Desde el momento en el que comiences tu andadura. Esto te permitirá situarte en tu puesto y no acomodarte, lo cual acaba pasando siempre factura. Piensa que tienes que luchar por tu empresa como la que más.
  3. Puede que tu padre, o incluso tu abuelo antes que él, hayan hecho siempre las cosas de determinada manera, pero eso no significa resignarse y tener que hacerlo siempre así. No seas conformista. Analiza los pros y contras. Busca oportunidades de mercado. Nuevas alianzas. Innova. Seguro que tienes más recursos que tus antecesores y puedes impulsar el crecimiento de tu empresa familiar.
  4. No dejes cabos sueltos. Anticípate a posibles circunstancias que puedan dejar un hueco en las cuentas familiares, ya sea por reparaciones inesperadas, por algún accidente laboral o porque tu empresa sea civilmente responsable de daños a terceros. Para evitar esto contrata los seguros para empresas obligatorios. Pero no dejes de echar un vistazo a los seguros alternativos, ya que dependiendo de la actividad de tu empresa, pueden serte muy útiles y necesarios.
  5. Intenta evitar los roces familiares lo máximo posible. Para ello, crea un ‘Protocolo Familiar’. Un documento donde se recojan todas las normas y acuerdos llevados a cabo entre tú y tus familiares.
  6. Planifica los acontecimientos con anterioridad. No dejes nada al azar. Analiza bien a tus públicos y a tu competencia. Prepara estrategias de crecimiento. Establece un calendario con todas las acciones que quieras emprender… Esto te permitirá trabajar de forma mucho más profesional y cuidada, dándote tiempo para preparar todo con calidad. Verás una mejora importante en los resultados.
  7. El activo más importante que tiene toda empresa es su equipo humano. Gestiona bien el talento de tus empleados, ubicándoles en puestos donde puedan desarrollar sus destrezas y sus fortalezas profesionales. Que estén contentos y motivados causará un efecto beneficioso tanto para la empresa en general como para su rentabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>