8 hábitos saludables para emprendedores

 

fruit-2305192_1920

Si eres emprendedor sabrás mejor que nadie que llevar un negocio puede llegar a ser muy estresante, e incluso frustrante en algunas ocasiones. Parece que no tengas tiempo para ti mismo, o al menos no disfrutas de las cosas como antes.

¿Quieres dar un giro de 180 grados a esa situación? Entonces sigue leyendo y descubrirás los 7 hábitos saludables para emprendedores que harán que cambies totalmente de opinión y aprendas a amar ser un empresario todoterreno.

1. Aprende algo nuevo cada día

Nútrete de todo lo que puede ofrecerte el mundo. Lee libros, ve películas, observa a los más grandes, culturízate, aprende idiomas. El conocimiento es oro, y ¿quién sabe si en alguno de ellos puede estar la clave del éxito?

2. Márcate metas y crea estrategias para lograrlas

Es importante que después de absorber todo ese conocimiento, lo apliques de manera inteligente en tu negocio. Establece objetivos a conseguir y plantea estrategias que te permitan llegar a ellos lo más eficientemente posible. Esto no sólo será bueno para tu negocio, sino que te motivará para seguir luchando duro.

3. Contrata un seguro de incapacidad laboral

Si quieres no tener ningún quebradero de cabeza y que tu negocio funcione aunque te pongas enfermo o tengas un accidente, contrata un seguro de incapacidad laboral, que proteja a tu familia, a ti y a tu negocio frente a imprevistos.

4. Descansa y no sólo duermas

Todo el mundo sabe que lo recomendable es dormir 8 horas, sin embargo, hay muchas veces que eso no es posible, sobre todo cuando eres el que está al frente del negocio y tira de él día tras día. Lo importante es que cuando duermas descanses correctamente.

5. Practica algún deporte, pero que te apasione

Está más que demostrado que hacer ejercicio aporta grandes beneficios, no sólo para tu salud física, sino también mental y espiritual. Cuando haces deporte liberas endorfinas, unas proteínas que actúan en tu cuerpo como neurotransmisores de placer. Además, es un poderoso desestresante, ya que te aísla de los problemas del día a día y a la noche te permite dormir mucho mejor. Es recomendable practicar deporte entre 2 y 3 días a la semana. Eso sí, busca alguno que te guste o te desmotivarás en tres días.

6. Sigue una alimentación mediterránea

Otras de las recomendaciones más importantes es seguir una alimentación variada y equilibrada. La dieta mediterránea es rica en frutas, verduras, proteínas, legumbres, cereales, lácteos y aceite de oliva, lo que aporta a tu cuerpo de todos los nutrientes necesarios para cargarte de energía saludable.

7. Disfruta de tu tiempo libre

Vida sólo hay una, así que aprovéchala. No te quedes estancado en hacer trayectos sólo de casa al trabajo y viceversa. Al final, lo importante es como vives el camino. Disfruta de tu familia, de tus amigos, de conocer mundo, de salir a pasear, de vivir cada segundo como si fuera el último.

8. Adopta estos 8 puntos como tu estilo de vida

Y lo más importante de todo, aplica estos hábitos saludables para emprendedores en tu día a día como tu estilo de vida para que ames el sueño que un día tuviste al empezar tu andadura como empresario, porque como diría Steve Jobs “Si tú no trabajas por tus sueños, alguien te contratará para que trabajes por los suyos”.

5 Consejos de ciberseguridad que toda empresa debe conocer

laptop-3190194_1920

5 consejos de ciberseguridad que toda empresa debe conocer

¿Tienes una empresa? Si es así, sabrás que Internet es una de las herramientas de trabajo más potentes e importantes que existen hoy en día, por no decir “la que más”. Pero también sabemos que uno de los mayores quebraderos de cabeza es la protección de la información confidencial de tu empresa, ya que muchas compañías son víctimas de ataques informáticos.

Es importante que protejas el trabajo y la información de tu organización de posibles ciberataques y garantices una total seguridad.

Así pues, desde Segurgent queremos darte una serie de consejos de ciberseguridad para ti y para tus empleados:

 

1.- Instala un buen antivirus en todos los ordenadores

Es el primer paso que debes realizar antes de conectar cualquier dispositivo de tu empresa a Internet. El antivirus protegerá los equipos y los datos de la empresa en todo momento. Es importante que el antivirus detecte códigos maliciosos y evite su propagación. Deberás actualizar el antivirus periódicamente para su buen funcionamiento.

2.- Conciencia a tus empleados

Otro de nuestros consejos de ciberseguridad a tener en cuenta es que tus empleados sean conscientes del riesgo que supone ser víctima de ciberataques. Te recomendamos que formes y conciencies a tu plantilla para evitar fraudes, pishing (que hackers accedan a la red de tu empresa través del correo electrónico) o engaños a través de la red.

Si alguien pide información de tu empresa, que tus empleados no den dicha información si no conocen a la persona que está detrás del correo electrónico o el teléfono, pueden ser víctimas de un engaño. También es conveniente que no peguen Post-its con contraseñas en el ordenador o dejen notas con las claves debajo del teclado.

3.- Contraseñas seguras

Todos los dispositivos de la empresa: ordenadores, tabletas, programas, teléfonos, etc. deberán tener códigos de seguridad y contraseñas fiables. Es importante que las contraseñas se cambien a menudo, cada 6 o 8 meses aproximadamente. Te recomendamos que todas las claves reúnan las siguientes condiciones: mayúsculas, minúsculas, letras y números.

4.- Utiliza la nube para guardar la información.

Almacenar información en la nube tiene innumerables ventajas: bajo coste, es flexible (puedes acceder a toda la información sin importar el tiempo ni el lugar en el que estés), realiza copias de seguridad y además puedes personalizar su acceso dependiendo de quién quieres que pueda ver la información y quién no.  Los servicios de la nube están bastante preparados y protegidos para no sufrir ciberataques. Uno de nuestros consejos de ciberseguridad que te proporcionamos es que evites subir documentos de trabajo en cuentas personales y que siempre accedas mediante conexiones seguras.

5.- No instales programas no autorizados en los ordenadores del trabajo

Los programas sin licencia son una amenaza para los equipos de tu empresa. Es importante que mantengas un control de las licencias, que eduques y conciencies a tus trabajadores y que se establezca una política adecuada de gestión del “software”.

Internet te facilita el trabajo en tu día a día, pero debes ser cauto y proteger la privacidad de tu empresa en la red. Si sigues estos pequeños consejos de prevención y seguridad el riesgo de padecer ciberataques disminuirá.

En Segurgent velamos por tu seguridad y la de tu empresa, si necesitas más información acerca de nuestros consejos de ciberseguridad no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Consejos para ahorrar energía en tu hogar

light-bulbs-1125016_1920

Cada vez que llegan las facturas de luz, agua y gas te echas las manos a la cabeza. El precio de la electricidad para el consumo doméstico cada vez es más elevado, pero necesitas la energía en tu hogar y no puedes prescindir de ella. Lo que sí que puedes hacer es ahorrar energía en tu vivienda y hacer que tus facturas disminuyan considerablemente.

Desde Segurgent te ofrecemos unos consejos muy fáciles de seguir, que harán que utilices conscientemente la energía, que tu hogar esté más seguro, que tus facturas disminuyan y contribuirás a mejorar el Medio Ambiente.

Consejos para el ahorro de energía en tu hogar

1.- Revisa las tarifas de luz y gas

La Organización de Consumidores y usuarios OCU, te ofrece la posibilidad de que compares y selecciones las mejores tarifas de gas y luz que más te convengan, adaptadas a tus necesidades. Y así, podrás disminuir el consumo y el pago de las facturas.

2.- Cambia todas las bombillas y halógenos por LED

Las bombillas de LED son más caras, pero son menos contaminantes, duran mucho más, su mantenimiento es mínimo, no generan calor, consumen un 85% menos que las bombillas tradicionales así que ahorras energía y economizarás en la factura de la luz.

3.- Aísla tu casa del frío y el calor

  • Sella bien ventanas y puertas. Comprueba que tus ventanas, puertas y cristales están en buen estado, si no es así puede instalar burletes para aislar las infiltraciones de aire frío en invierno o el calor en verano. Lo ideal en las ventanas es instalar doble acristalamiento, ya que este aísla el frío, el calor y el ruido.
  • Regula las temperaturas. Si en verano utilizas aire acondicionado mantenlo a 25ºC, la calefacción a 20 ºC y el agua caliente que no supere los 35 ºC.
  • Baja y sube las persianas estratégicamente. En verano baja las persianas y cierra las ventanas en horas de calor y ábrelas cuando refresque. En invierno, sube las ventanas en horas de sol para que este penetre y bájalas cuando se vaya el sol.
  • Utiliza cortinas y alfombras. Las cortinas aíslan el frío en invierno y hacen que el sol no se filtre tanto en verano. Las alfombras las puedes retirar en verano, ya que absorben y desprenden calor.

4.- Controla el consumo de agua

  • Dúchate y no te bañes. Realiza duchas cortas y efectivas, cuando te enjuagues el cabello y el cuerpo apaga el agua.
  • Cierra grifos siempre que tengas oportunidad. No te cepilles los dientes con el agua encendida y no dejes el grifo abierto mientras realices otras tareas.
  • Utiliza los electrodomésticos con inteligencia
    • Utiliza la lavadora cuando ya esté llena de ropa, y a poder ser realiza lavados en frío.
    • Llena el lavavajillas antes de ponerlo, escoge el lavado “económico” ya que el agua no se calienta en exceso y el consumo será mucho menor.

5.- Apaga los aparatos eléctricos cuando no los utilicesDesenchufa de la luz cualquier aparato que no necesites utilizar como por ejemplo el cargador del móvil, la tv, la radio, el secador, la plancha, el ordenador , etc… si no lo haces, estos aparatos permanecerán en modo stand-by pero seguirán consumiendo energía. También evitarás daños eléctricos en caso de una subida de tensión o cortocircuito.

6.- Apaga las luces. Enciende sólo las luces de la habitación en la que estés y mantén el resto de las habitaciones con las luces apagadas.

Ahorrar energía no es solo una cuestión económica, si sigues estos buenos hábitos saldrá ganando tu bolsillo y nuestro planeta Tierra.